Publicado el Deja un comentario

¿Por qué cocinar con aceite de oliva virgen extra?

El aceite de oliva es un ingrediente básico en la dieta mediterránea. Se puede decir que esta dieta no existiría sin el conocido «oro líquido». Pero existe la creencia de que este debe tomarse crudo, y que cocinar con él todo un desperdicio. Pero nada de eso, existen muchas razones por la que debemos cocinar con aceite de oliva. En este artículo vamos a ver cómo aprovechar todos los beneficios del aceite de oliva virgen extra en la cocina. Toma de nota y empieza a pensar en tu próxima receta.

Esta variedad del aceite es la más pura y natural. Seguro que últimamente has escuchado hablar mucho sobre los daños que causan a nuestro organismos el consumo de ciertos tipos de aceite, como es el caso del tan popular aceite de palma. Sin embargo, cuando el apellido del aceite es oliva la cosa cambia, y mucho.

El aceite de oliva virgen extra aporta gran cantidad de beneficios para la salud, al contener un alto nivel de ácidos grasos monoinstaurados (ácido oleico) y antioxidantes naturales que resultan imprescindibles para nuestro organismo. Aporta vitamina E y disminuye el colesterol malo, mejorando la circulación sanguínea.

Por todo ello, los expertos recomiendan tomar dos cucharadas de aceite de oliva al día o utilizarlo como aliño en cualquier plato.

Ventajas de cocinar con aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra no es de uso exclusivo en ensaladas, también se puede utilizar para freír, guisar o cocer cualquier otro plato.Entre sus ventajas destacan:

  • El aceite de oliva virgen extra no pierde sus propiedades en altas temperaturas, por lo que conserva todas sus propiedades a cualquier temperatura. Da igual si viertes una gotas en una ensalada o lo utilizas para freír patatas. Sus beneficios permanecerá intactos.
  • Precisamente, a la hora de freír, a diferencia de otros aceite, el virgen extra no empapa ni quema los alimentos. Todo lo contrario: los envuelve en una crujiente capa, reduciendo así su contenido calórico.
  • Además, si freímos con aceite de oliva, nuestro estómago lo agradecerá, No resulta pesada y favorece la digestión.
  • Cunde más de lo que cuesta. una sola cucharada de aceite de oliva rinde más, ya que aumenta mucho en la sartén. Y si no, compruébalo tú mismo.

Y bien, ¿sigues pensando que el aceite de oliva es solo para las ensaladas? Ahora ya lo sabes, incorpora este aceite en todos tus platos y tendrás una salud de hierro. ¿Cuál es la próxima receta que elaborarás con aceite de oliva? Déjala en los comentarios, nos encantará conocerla 😉

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.