Conservas con aceite
Cómo elaborar conservas en aceite de oliva
1.8 (35%) 4 votos

Prisas, agobios, carreras…. Hoy en día sentimos que no tenemos tiempo para nada, siempre corriendo de un lado para otro… Y eso también se nota en nuestra alimentación, que cada vez protagoniza más un papel secundario en nuestras vidas. ¡Grave error!

Las tradicionales recetas de las abuelas van desapareciendo poco a poco, y es que cada vez es mayor la apuesta por la comida rápida, o “fast food” en inglés. Queremos preparar o consumir algo en poco tiempo para poder seguir con aquello tan urgente, o no. Pero, parémonos a pensar por un momento en las consecuencias de este estilo de vida. ¡Mejor ni imaginarlas! Pero todo esto puede cambiar.

¿Sueñas con preparar una receta saludable en pocos minutos? ¿Quieres llegar a casa y tener un plato de pescado o verdura prácticamente listo para consumir? Si es así, atent@ a este post. Tus sueños se pueden hacer realidad 😉

Ventajas de elaborar conservas caseras con aceite de oliva

El poder del aceite de oliva como conservante natural en alimentación es conocido desde antaño, desde tiempos de los grecos y etruscos. Sin embargo, hoy en día en día su uso cada vez es menor, ya no es tanto por necesidad, sino como placer culinario. Pero lo que quizá no sepas es la utilidad que tienen las conservas en tu día a día. Sí, sí, lo que está leyendo. ¿Quieres saber por qué?

Primero, por la rapidez a la hora de cocinar cualquier plato; y segundo, porque aportan la posibilidad de tomar productos fuera de temporada, conservando su práctica totalidad de vitaminas, nutrientes y proteínas. Alcachofas,berenjenas, tomates, hasta ensaladas de mariscos pueden conservarse en un bote de cristal. Después, con un simple click, ya puedes tener unos entrantes o acompañamientos para tus mejores platos.

RELACIONADO  Cómo hacer aceitunas en salmuera

Consejos para hacer conservas con aceite

Ahora, veamos cómo se pueden hacer las conservas de una manera práctica y segura. Sigue estos sencillos pasos y tu comida favorita te durará semanas en perfecto estado manteniendo todas sus propiedades nutricionales. Antes de nada, lo primordial es tener un buen producto, si no el resultado no será el esperado. Para ello, te recomendamos:

  1. Escoger alimentos frescos y en estado óptimo
  2. Elegir hortalizas, verduras y frutas sin golpes
  3. Los alimentos deben estar en su punto perfecto de maduración: ni muy verdes, ni muy maduros

Ahora que ya tenemos escogido el producto, comencemos con el proceso:

  1. Eliminar los posibles gérmenes de los vegetales con una cocción previa durante 5 minutos
  2. Esterilizar todos los utensilios que vayamos a utilizar (coladores, pinzas o botes) hirviéndolos para ello en agua durante 15 minutos
  3. Usar tarros con bordes gruesos que resistan bien las altas temperaturas. Y no demasiado grandes, preferiblemente de 500 cc.
  4. Distribuir el alimento aprovechando la capacidad del bote dejando un espacio de un centímetro en el borde superior y añadir el aceite de oliva virgen extra.
  5. Antes de poner a conocer el tarro, dejarlo reposar e incluso golpear para que se vayan las posibles burbujas. Si queda aire dentro puede hacer que fermente la comida
  6. Una vez el producto está en el interior del envase, cerrarlo y meterlo en agua a baño María unos 40 minutos, aproximadamente. De todas formas, lo mejor es comprobar que el envase ha quedado cerrado herméticamente, si no es así se deberá continuar con el proceso de cocción.

Conservas en aceite de olivaConsejos de consumo de conservas caseras en aceite de oliva

Ahora que ya hemos visto el proceso de elaboración d una conserva con aceite de oliva, ¿cómo se puede consumir? ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de abrir una conserva? Para empezar, las conservas al vacío duran varios años, pero es mejor consumirla antes de que hayan transcurrido 12 meses desde su elaboración. Pero, ¿cómo sabemos cuándo la hemos preparado? Lo más recomendable es etiquetar cada tarro con el nombre del producto y la fecha en que se preparó. 

RELACIONADO  Cómo hacer un buen escabeche con aceite de oliva

De todas, si no quieres cometer errores y estar segur@ de que la conserva está en buen estado, lo mejor es seguir estos consejos para conservar mejor las conservas:

  1. Desechar siempre aquellos botes que tenga alguna rotura o raja, o bien la tapa esté abultada. Es un signo inequívoco de que está en mal estado. ¡No corras riesgos! Ojo, deshechar también aquellas cuya tapa no opone resistencia al abrirla.
  2. Conservar siempre a temperaturas medias, sin soportar más de 30º C
  3. Una vez abierta, observar que la conserva no presente olores extraños, ni tiene moho en la tapa
  4. Si no se consume de una sola vez, guardar la conserva en la nevera, y consumir en los 2 a 3 días siguientes

De todas, ante cualquier duda sobre el estado de la conserva, mejor tirarla y abrir otra nueva. Siempre podrás hacer una nueva, y segura que esta te sale mejor. Ahora ya sabes cómo es el proceso de elaboración y conservación de este producto casero. Así que, ¡manos a la obra! (o más bien a la cocina) 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar