aceite de oliva y aceite de girasol
Diferencias entre el aceite de oliva y el aceite de girasol
¿Te ha resultado útil?

Muchas veces te habrás preguntado qué aceite es el más saludable, cuál es el mejor para la cocina y cuál sirve, por ejemplo para aderezar tu plato favorito. En anteriores posts ya hemos ahondado en el significado de AOEVE  y en las características del aceite de oliva. Pero hoy, con el objetivo de acercarnos un poco más en los aceites vegetales tomando como referencia siempre el aceite de oliva, vamos a compararlo con un gran competidor suyo, el aceite de girasol.

A veces las comparaciones son odiosas (por qué no reconocerlo), pero son necesarias. Y en el caso de los aceites no es para menos.  Y es que los aceites de girasol y de oliva son los tipos de aceite vegetal más conocidos, y aunque siempre se ha pensado (o al menos la gran mayoría de la gente) que el aceite de girasol se emplea para cocinar y el aceite de oliva es solamente para utilizar en crudo. Pero, ¿realmente es así?

Lo descubriremos en este post, para ello nos centraremos en analizar los rasgos y características de cada uno de ellos y veremos cuáles son diferencias entre el aceite de oliva y el aceite de girasol. Si quieres saber más, sigue leyendo 😉

¿En qué se diferencian el aceite de girasol y el aceite de oliva?

El aceite de girasol y el aceite de oliva se diferencian principalmente por el tipo de grasas que contienen. Aunque a simple vista tengan un aspecto similar, el aceite de oliva presenta un contenido superior en grasas monoinsaturadas

RELACIONADO  Cómo hacer aceitunas en salmuera

Aunque aparentemente tengan un aspecto similar, el aceite de oliva presenta un contenido superior en grasas monoinsaturadas, lo que hace que este tipo de aceite resista mejor a las altas temperaturas. En cambio, el aceite de girasol presenta grasas del tipo poliinsaturadas, lo que hacen que sea más sensible a la oxidación. Y bien, ¿qué queremos decir con todo esto? Pues que, aunque muchas personas consideran que el aceite de oliva no es apto para freír, lo cierto es que no es así. En un post anterior ya tiramos abajo este mito, y es que el aceite de oliva se pude utilizar para freír.

Características del aceite de oliva de girasol y de oliva

A simple vista no parece sencillo diferenciar el aceite de oliva y aceite de girasol, no nos vamos a engañar. Pero a continuación vamos a tratar de dar algunas pistas para que la próxima vez que vayas al supermercado, además de por lo que pone en la etiqueta, sepas cómo distinguir estos dos tipos de aceite. ¡Vamos allá!

El color, la principal diferencia que se puede observar. El aceite de oliva suele ser más oscuro y verdoso que el de girasol, y es que este último tiene un color más claro y ligeramente amarillento. Pero, ¿a qué se debe esta diferencia de color? A la mayor riqueza en flavonoides-  pigmentos naturales presentes en los vegetales y que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes- del aceite de oliva.

Pero hay más. Otra diferencia es el sabor. El aceite de oliva de girasol tiene un sabor suave; mientras que el aceite de oliva presenta una sabor más marcado, a veces incluso llega a ser amargo. El porqué ya lo abordaremos más adelante en otro post.

RELACIONADO  Cómo comprar aceite de oliva virgen extra

Sigamos entonces con las diferencias entre el aceite de oliva y de girasol. Nos adentramos ahora en su composición. El aceite de oliva tiene un contenido más elevado en ácido oleico, mientras que el aceite de girasol tiene un contenido más elevado de Linoleico.

Contenidos nutricionales del aceite de oliva y del de girasol

El aceite de oliva extra virgen contiene grasas saludables y otros nutrientes esenciales que lo hacen aliado de la salud y de la belleza. El principal ácido graso del aceite de oliva es el oleico, pero en menor medida también contienen saturados y poliinsaturados (destacando el omega 3 y e omega 6). Si hablamos del ácido oleico, ¿qué implica para el aceite de oliva?

  • Una mayor resistencia a las altas temperaturas
  • Mayor equilibrio entre el omega 6 y el omega 3.
  • Mejor conservación y preservación de sus propiedades

¿Cuál es mejor: el aceite de oliva o el de girasol?

Si bien ya no existe duda alguna acerca de que el mejor tipo de aceite de oliva es el virgen extra, ya que por su prensado en frío conserva todas las propiedades. Pero si hablamos de sabor, hay que tener en consideración el aceite de girasol tiene un sabor neutro. Esto puede resultar positivo o negativo en función de cada paladar. Pero, fuera sabores, lo que está claro es que el aceite de oliva virgen extra es el complemento ideal para nuestra dieta. ¡Compruébalo tú mismo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar