Publicado el

Cómo hacer helado de aceite de oliva

¿Eres atrevido en la cocina? En TeleOliva esperamos que sí, ya que hoy te traemos una receta deliciosa y sorprendente para dejar boquiabiertos a todos tus comensales. Se trata de un helado de aceite de oliva.

De esta forma, podrás disfrutar de todos los beneficios del aceite de oliva mientras te refrescas, ¡vayamos a ello que solo necesitamos 4 ingredientes!

Cómo hacer helado de aceite de oliva

Ingredientes:

250 ml. aceite de oliva virgen extra

10 huevos

300 gr. de azúcar blanco

500 ml. nata para montar (35% de m.g.)

Elaboración:

En primer lugar, deja pesados todos los ingredientes y ten a mano 3 boles, el recipiente en el que vas a conservar tu helado en el congelador y una batidora eléctrica para montar la nata y mezclar todos los ingredientes.

Seguidamente, debes separar las yemas de las claras en 2 boles diferentes. En el bol con las yemas, añadiremos 100 gr. de azúcar, mientras que en el bol con las claras, añadiremos los 200 gr. de azúcar restante.

A continuación, montamos las yemas hasta que el azúcar se haya integrado y seguidamente, hacemos lo mismo con las claras, hasta que estén a punto de nieve.

El siguiente paso que viene a continuación es montar la nata, que reservaremos una vez esté montada.

Ahora viene el paso más delicado: añadir el aceite de oliva virgen extra a la mezcla de yemas montadas. Para ello, es imprescindible que añadas el aceite de oliva en un hilo, muy despacio y sin parar de batir.

Una vez el aceite de oliva esté integrado procedemos a añadir el resto de ingredientes, primero las claras y a continuación la nata montada.

Al igual que con las yemas, es importante ir incorporando los ingredientes poco a poco y sin parar de batir, hasta que nos quede una mezcla totalemente homogénea.

Cuando esté así, vertemos la mezcla en un recipiente de plástico o metálico y lo guardamos en el congelador un mínimo de 12 horas.

¡Buen provecho!

Sugerencia de presentación del helado de aceite de oliva

Te recomendamos que lo presentes en una copa con 2 o 3 bolas (una de ellas puede ser de helado de chocolate) y un poco de sirope de chocolate y almendra crocanti por encima, ¡irresistible!