¿Es bueno tomar aceite de oliva en ayunas?
4.5 (90%) 18 votos

Tomar aceite de oliva en ayunas (unos minutos antes del desayuno) es bueno porque de esta forma todos sus nutrientes se absorben completamente ya que el organismo no está realizando ningún otro proceso digestivo.

El aceite de oliva virgen extra es el de mayor calidad, considerándose como un pilar básico en la saludable dieta mediterránea, pero además de tener numerosas propiedades nutritivas cuenta también con importantes propiedades medicinales que pueden optimizarse si es tomado en ayunas.

Todas las curas medicinales y naturales destinadas a la revitalización del organismo y la restauración de la salud suelen tomarse en ayunas, ya que entonces su efectividad se ve aumentada y los beneficios se observan a los pocos días siempre que la cura se lleve a cabo de forma constante.

aceite-de-oliva-en-ayunas

¿Conoces los beneficios que te aporta tomar aceite de oliva en ayunas?

A continuación te mostramos cuáles son:

Protege tu organismo desde el inicio de la jornada:

El aceite de oliva es muy rico en polifenoles, sustancias antioxidantes que protegen las membranas celulares y el ADN frente a la acción nociva de los radicales libres. Además, el hecho de tomar el aceite de oliva en ayunas inhibe la reproducción de células cancerígenas en el colon.

Mantiene depurado el sistema digestivo:

Tomar aceite de oliva en ayunas, cuando se trata de un aceite de oliva virgen extra, ayuda a limpiar el hígado, el páncreas y la vesícula biliar, previniendo la formación de cálculos y favoreciendo las importantes funciones del hígado, entre las cuales se debe destacar la digestión de las grasas y depuración del organismo.

RELACIONADO  Cómo hacer jabón casero con aceite de oliva

Te ayuda a perder peso:

Te ayuda a perder peso: El aceite de oliva en ayunas favorece la depuración del organismo, previene la retención de líquidos y al tratarse de una sustancia grasa retrasa el vaciado gástrico, permitiendo que la sensación de hambre tarde más tiempo en aparecer. Además, una cucharada sopera de aceite de oliva aporta aproximadamente 40 calorías, por lo tanto, no es incompatible en una dieta hipocalórica para perder peso.

Protege el sistema cardiovascular:

Con una sola cucharada de aceite de oliva en ayunas disfrutarás de una mejor salud cardiovascular debido a las grasas saludables que este contiene. Además, en el contexto de una dieta saludable, como es la dieta mediterránea, el aceite de oliva puede ayudarte a disminuir la grasa abdominal, que se acumula en forma de molesta barriga y que está directamente relacionada con el riesgo cardiovascular.

Cuida tu ánimo durante todo el día:

El aceite de oliva aporta grasas saludables que son imprescindibles para un adecuado funcionamiento del sistema nervioso central y contribuyen a la síntesis de neurotransmisores esenciales para mantener un estado de ánimo equilibrado.

Mejora las molestias articulares y musculares:

Gracias a las extraordinarias grasas que aporta el aceite de oliva virgen extra, la joya más destacada de la dieta mediterránea, se logra un efecto antiinflamatorio y analgésico en el organismo, que puede ayudar a disminuir las molestias musculares y articulares que se asocian a diversas enfermedades así como a la práctica de ejercicio físico habitual.

Mantiene regulado tu tránsito intestinal:

El aceite de oliva es uno de los mejores lubricantes para el tracto gastrointestinal, por ello no solo combate la acidez estomacal sino que además favorece el tránsito intestinal. Con ello se logra prevenir de forma natural el estreñimiento y además disminuir el riesgo de cáncer de colon ya que se estimula la eliminación de toxinas que pudieran acumularse en los intestinos.

RELACIONADO  Qué se puede freír con aceite de oliva

Obviamente todos los beneficios del aceite de oliva en ayunas, ya sea para depurar los órganos digestivos, para bajar de peso o para favorecer el adecuado funcionamiento del sistema nervioso, se obtienen al ingerir aceite de oliva virgen extra, que es el aceite de menor acidez y mayor calidad, obtenido exclusivamente por métodos de prensado en frío que garantizan la conservación de todas sus propiedades.

¿Cómo tomar el aceite de oliva con limón en ayunas?

Lo recomendable es que tomes una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra en ayunas, unos minutos antes del desayuno, aunque si quieres optimizar los beneficios del mismo te recomendamos que lo acompañes con el jugo de un limón y un vaso de agua tibia, de esta forma, también lograrás los siguientes efectos sobre tu organismo:

  • El limón es un alimento que alcaliniza el pH del organismo, con ello se logra una buena calcificación de los huesos, prevenir la acidez de estómago y disminuir el riesgo de aparición de cáncer.
  • El agua tibia en ayunas es otro de los laxantes naturales más efectivos, además, gracias a su temperatura tonifica todo el sistema digestivo, de esta forma se podrán asimilar mejor los nutrientes obtenidos a través de los distintos alimentos que se ingieran a lo largo del día.
  • Con este preparado se obtiene también una buena cantidad de vitamina C, estimulante del sistema inmunitario y micronutriente imprescindible para la formación de elastina (que mantiene la piel tersa) y la formación de colágeno (proteína imprescindible para el mantenimiento de las articulaciones).
  • El limón es antiséptico, lo que implica que ayuda a combatir cualquier infección viral, bacteriana o fúngica, además de forma completamente natural y respetuosa con el organismo.
  • Gracias a las propiedades del limón, este también posee un importante efecto depurativo sobre el organismo, por lo tanto este preparado presenta una ayuda extraordinaria para bajar de peso, siempre en el contexto de una dieta saludable y equilibrada y un estilo de vida activo.
RELACIONADO  Beneficios del Aceite de Oliva para tu pelo

Una cucharada aceite de oliva virgen extra en ayunas es una de las costumbres más saludables que puedes adoptar

Obviamente, como se ha mencionado al inicio, para observar los mejores resultados es importante que tomes este preparado de forma diaria. La constancia es primordial.

¿Existe una cura medicinal más natural y beneficiosa aún? Sí, se trata de mezclar el aceite de oliva virgen extra con agua tibia y limón, de esta forma, en pocos días notarás cómo aumenta tu energía, como mejora tu digestión y como las infecciones (resfriados, gripes, cistitis…) ya no se repiten gracias a una extraordinaria estimulación del sistema inmunitario.

Sólo debes mantenerte constante en su toma un par de semanas para empezar a sentir todos los beneficios que una cucharada de aceite de oliva y limón con agua tibia ofrece a la salud de tu organismo.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar