aceite de oliva combate el dolor de garganta
Aceite de oliva contra tos y resfriados
4.5 (90%) 2 votos

Muchos ya conoceréis los múltiples beneficios del AOVE para la salud y belleza, pero desde Teleoliva no nos cansaremos de insistir en lo sano que es el aceite de oliva virgen extra. Por eso hoy, dentro de nuestro compromiso por manteneros informados sobre todas las ventajas de consumir este tipo de aceite, hoy vamos a hablar de cómo el aceite de oliva ayuda a combatir la tos y el resfriado.

Si eres una persona propensa a padecer resfriados a lo largo del año, ya sea invierno o verano, esto que viene a continuación te va a interesar. Y si no, compruébalo tú mismo.

Si estás cansado de tomar pastillas y jarabes sin obtener ninguna mejoría, toma nota de estos trucos caseros a base de aceite de oliva virgen extra que te ayudará a sentirte mejor cuando aparezcan los molestos síntomas de esta enfermedad.

Nuestro famoso oro líquido suele ser un gran aliado contra la inflamación de garganta por sus propiedades lubricantes. Una simple cucharada es capaz de calmar la tos más irritante. No solo la miel es un buen remedio para poner freno a esta dolorosa molestia, también el aceite de oliva. Además el aceite es un remedio natural para prevenir la oxidación de nuestras células.

Pero bien, ¿cómo y cuánto aceite tomar para notar mejoría? Lo más recomendable es una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra en ayunas. Eso sí, es muy importante que el aceite sea virgen extra, dado que este aceite no se ve alterado durante el proceso de elaboración y mantiene intactas sus propiedades.

RELACIONADO  Truco con aceite de oliva para fortalecer las uñas

En el caso de que no seas capaz de tomarte una cuchara de aceite directamente, puedes optar por mezclar el aceite de oliva con zumo de limón y miel. De esta forma obtendrá un jarabe natural que te ayudará a sobreponerte de los catarros y a disminuir la odiosa tos seca que irrita tanto la garganta.

Jarabe casero para la tos

El jarabe de aceite de oliva es un remedio casero para combatir la tos y el malestar de la garganta de una manera natural. Solo debes calentar media taza de aceite de oliva y mezclarlo con el zumo de medio limón y dos o tres cucharas de miel. Eso sí, una vez conseguida la mezcla, debes consumir una cucharada cada 2 ó 3 horas para notar sus efectos. Puedes tomarlo el tiempo que sea necesarios puesto que es un producto natural, pero seguramente en cuestión de unos días ya estarás como nuevo 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar